LA CONSERVACIÓN DE ESPECIES Y EL TURISMO DE OBSERVACIÓN COMO FUENTE DE RIQUEZA EN ENTORNOS RURALES



La conservación de especies de flora, fauna y de forma general, del entorno en el que habitan constituye una fuente de riqueza y empleo para los habitantes de pequeños núcleos de población y entornos rurales en diferentes puntos de la Península ibérica.


El lobo ibérico, el oso pardo o el lince ibérico son tres de las principales especies por las que el turista de observación se desplaza a diferentes puntos del país, con el objetivo de observar especies únicas a nivel mundial, pero también de ampliar el conocimiento sobre otros aspectos relacionados con la vida salvaje.


A fecha de hoy, con nuestras actividades hemos generado casi 1400 pernoctaciones en los alojamientos de la Comarca Norte de Jaén y Comarca de la Campiña de Jaén (hoteles, hostales, casas rurales, apartamentos turísticos y camping), recayendo el mayor número de pernoctaciones en los municipios de La Carolina, Andújar y Baños de la Encina, por este orden, pero también en otras localidades como Santa Elena, Guarromán y Bailén.


Viajeros de 25 países nos han visitado entre octubre de 2021 y octubre de 2022, con el objetivo de disfrutar de uno de los puntos más interesantes para la observación de especies de flora y fauna a nivel europeo, siendo el principal reclamo el lince ibérico, procedentes de España, Italia, China, Dinamarca, Francia, Suecia, EEUU, Alemania, Inglaterra, Escocia, Finlandia, Gibraltar, República Checa, Bélgica, Holanda, Suiza, Polonia, Sudáfrica, Perú, Israel, Colombia, Venezuela, Corea, Japón y Portugal.


De esta forma, empresas y guías de turismo responsable, propietarios de fincas privadas, alojamientos y restaurantes, tiendas de souvenirs y productos locales y estaciones de servicio han encontrado una nueva fuente de ingresos en un tipo de viajero que posiblemente nunca habrían imaginado.


Asegurar la diversidad y apoyar la preservación de especies como el lince ibérico o el águila imperial ibérica es esencial, ya no sólo por la gran responsabilidad que tenemos a nivel ecosistémico (para nosotros, el principal motivo), sino también para la dinamización económica de la zona, la creación y mantenimiento de empleo y la fijación de población al territorio local.


Por todo esto, queremos agradecer la confianza que muchos/as de vosotros/as habéis depositado en nuestros servicios, por colaborar en el desarrollo económico de nuestra comarca y dejaros transmitir el amor que sentimos a nuestra tierra y a las especies que han encontrado aquí uno de sus últimos refugios a nivel mundial.


Gracias por apostar por un turismo responsable y sostenible.

Gracias por ayudar a la conservación del lince ibérico y de tantas otras especies...


Gracias, de corazón.





31 visualizaciones0 comentarios