5 LUGARES PARA VER AVES EN LA PROVINCIA DE JAÉN



Si has llegado hasta aquí, bienvenido/a, eres uno/a de los nuestros/as.

Compartimos la afición por las aves, la observación de fauna o la fotografía de naturaleza.


Estamos seguros de que alguna vez has oído hablar de Jaén, de su aceite de oliva y sus olivares infinitos. Posiblemente también has escuchado algo sobre la Sierra de Cazorla, Úbeda y Baeza, Patrimonio de la Humanidad. Y hasta incluso alguna vez te has visto inmerso/a en alguno de los monumentales atascos de tráfico del antiguo paso de Despeñaperros (si no llegaste a vivir esa apoteósica experiencia, el Mesón Despeñaperros te lo explica perfectamente en este post).


Paso actual de Despeñaperros, fotografiado desde la famosa Cueva de los Muñecos.


Posiblemente, Jaén es una de las provincias más desconocidas de la geografía nacional, un territorio que, al situarse en una zona de conexión estratégica entre la Meseta castellana y Andalucía, muchos recuerdan por haber atravesado “sólo de paso”.

Pero una cosa es bien clara, y es que la provincia de Jaén cuenta con la mayor superficie de espacios naturales protegidos de España. Sí, como lo lees.


Con 4 parques naturales, 2 reservas naturales, 3 parajes naturales, 7 monumentos naturales, 2 parques periurbanos, así como varias zonas especiales de conservación y zonas de especial protección para las aves, Jaén es destino ideal para todo aquel que quiera disfrutar de las grandes joyas ornitológicas de nuestro país, y aquí te lo vamos a mostrar.



1. Parque Natural Sierra de Andújar

Como no podía ser menos, en el número 1 de nuestro ranking situamos al Parque Natural Sierra de Andújar como uno de los principales destinos para la observación de aves, por ser además, uno de nuestros principales lugares de trabajo.

Y no es un destino cualquiera, ya que puede presumir de albergar una de las cinco colonias de buitre negro de Andalucía, y también hasta una veintena de parejas de águila imperial ibérica, que justo al resto de población de esta rapaz en la provincia de Jaén, es la mayor de toda Andalucía. Sí, ¡Jaén tiene la mayor población de águila imperial ibérica de toda Andalucía!

Entre dehesas y monte mediterráneo, pinares de repoblación, riberas o embalses, cortados rocosos y amplios valles, encontramos especies como el rabilargo ibérico, el pito real ibérico o el mochuelo europeo, que sorprenden por su abundancia en esta zona, sin olvidar otras especies muy buscadas por turistas ornitológicos, como la curruca rabilarga o el vencejo cafre.



2. Sierra de Segura

La Sierra de Segura es posiblemente uno de los lugares más inhóspitos, solitarios y despoblados de la provincia de Jaén.

A pesar de que el turismo de naturaleza se centre habitualmente en la famosa (y también espectacular) Sierra de Cazorla, si lo que buscas es hacer turismo ornitológico prácticamente en soledad, éste puede ser uno de tus destinos ideales dependiendo de la época del año.

Podríamos elegir muchos lugares para observar aves en estas sierras, pero sin duda, uno de los parajes que más impactan al visitante por su singularidad geológica, botánica y faunística son los Campos de Hernán Pelea (o Hernán Perea).

Aquí, es posible observar a uno de los grandes de nuestra fauna ibérica, gracias al Programa de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas de la Junta de Andalucía, que ha permitido establecer varias parejas de quebrantahuesos, desde que en 2006 se iniciara la primera reintroducción tras su extinción en Andalucía allá por 1988.

Otras especies a observar son la collalba gris, la curruca tomillera, la curruca mirlona, el halcón de Eleonora (en paso migratorio), roquero rojo, bisbita campestre o la alondra común.



3. Laguna Grande

Este Paraje Natural es uno de los humedales más importantes de Jaén desde el punto de vista ornitológico. Situado a apenas 2 kilómetros del Río Guadalquivir, la Laguna Grande es zona de reproducción, alimentación y paso migratorio de un amplio abanico de especies de aves, como la Espátula común, el Morito común o la Cigüeñuela.

La intervención humana ha tenido mucho que ver en el mantenimiento de la laguna, ya que se creó una balsa artificial que recibe aportes continuos del Río Torres a través de canales de riego, creada para proporcionar riego al olivar que la rodea.

De esta forma, la laguna natural recibe continuos aportes de agua que han permitido el desarrollo de vegetación palustre y de ribera, como tarajes, carrizos, juncos, espadañas, álamos, fresnos o zarzas, que dotan de refugio al conjunto.

En el Paraje encontramos un observatorio desde donde poder divisar a la fauna sin ocasionar molestias, siendo frecuente el avistamiento de aves acuáticas, ardeidas o limícolas.


4. Campiña de Jaén y zonas limítrofes

Si tu objetivo es la observación de aves esteparias y rapaces, nada mejor que dar un paseo por la campiña de Jaén, situada al norte de la capital de provincia.

La reducción de las zonas cerealistas debido al implacable avance del olivar, ha hecho que muchas de las aves ligadas a medios esteparios se hayan visto relegadas a los escasos parches de cereal que aún resisten, constituyendo pequeños oasis de vida en los que podemos encontrar especies como el aguilucho cenizo, la carraca o la ortega común.

Podríamos destacar, además, parajes como Almenara, donde encontrar una de las colonias más importantes de cernícalo primilla de la provincia de Jaén, y conseguir una amplia lista de especies, o el entorno de Villar de Cuevas, Las Infantas, Mengíbar o Cazalilla, donde avistar sisón, elanio común, búho chico o alcaraván, entre otros.




5. Parque Natural Despeñaperros

Otro de nuestros lugares favoritos para la observación de aves es el Parque Natural Despeñaperros, que ya mencionábamos al principio del post.

Y es que es difícil atravesar el paso por carretera y no echar la vista al cielo ante los imponentes cortados cuarcíticos que ensombrecen nuestro camino.

Posiblemente es uno de los lugares más accesibles para la observación de aves, ya que tan sólo a pie de carretera desde el Mirador de los Órganos, podemos divisar un gran elenco de especies ligadas a medios rupícolas, como el buitre leonado, el halcón peregrino, el alimoche, el vencejo real o el roquero solitario.

Si lo que deseas es indagar en el interior del Parque Natural, a través de una red de senderos de uso público puedes realizar a pie distintas visitas donde poder observar pico picapinos, escribano montesino, trepador azul o agateador común.

El águila imperial ibérica, el águila de Bonelli o el águila real, también han encontrado en estos parajes uno de sus enclaves favoritos para reproducirse.


Y después de todo esto, ¿con qué destino te quedas?








146 visualizaciones0 comentarios